Blog

“El ciclismo cambió mi vida”: Fernando Reyes

Es increíble que el mundo del ciclismo sea capaz de transformar vidas como la de Fernando Reyes, quien mejoró su salud y calidad de vida cuando empezó a montar bicicleta. Hoy, después de casi un año de pedalear ha logrado retarse a sí mismo y ver la vida de otra manera. 

Detrás de esta historia hay sueños, retos y esfuerzos que valen la pena ser contados. Fernando nació en Puerto Asís (Putumayo) y actualmente vive en el municipio de Mocoa, tiene 38 años, es ciclista y profesional en Ingeniería de Sistemas.

Siempre se ha caracterizado por ser una persona perseverante que lo da todo por alcanzar sus metas. Desde joven se interesó por practicar deportes como fútbol y baloncesto, sin embargo se alejó de ellos para poder trabajar.

Todo comenzó así..

Para el año 2005, luego de haber salido de la universidad para dedicarse a realizar negocios, su vida comenzó a ser más sedentaria. Pasaba largas horas sentado frente a un computador, tanto así que llegó a pesar 113 kg, en ese momento dijo que debía hacer algo por él.

“Formé empresa y comencé a volverme sedentario, a dedicarme solamente a los negocios y me aparte totalmente del deporte”.

Pasaron más de 10 años para que Fernando tomará la decisión de hacer algo positivo por su salud. Una mañana, en julio de 2019, se levantó y salió a trotar pero el cardio no le funcionó para bajar de peso. Años atrás se había fracturado los tobillos jugando baloncesto y los dolores en sus pies no le permitían hacerlo.

Sin rendirse y queriendo mejorar su vida decide visitar a un especialista días después, para ver qué deporte le podría ayudar a perder peso y tener mejores hábitos. En la consulta el médico le recomendó que montara bicicleta. 

Con mucha gracia recuerda que la primera vez pensó en comprarse una bicicleta estática. ¿Pueden creerlo?

Un día se fue para el taller de un buen amigo en Puerto Asís y cuando le contó sobre la bicicleta estática lo jaló de las orejas y le dijo que eso no le iba a servir. Le aconsejó que debía comprarse una bicicleta para hacer amigos, compartir con la naturaleza y respirar aire puro.

Cuando empezó a mostrarle varias bicicletas de marca y a hablarle de los precios, casi se va de pa´trás y pensó si de verdad el ciclismo era para él “Quebrantando mi sueño de ser ciclista porque esa vaina es muy costosa”. 

Fernando no desistió y se dedicó a buscar otras opciones. Por cuestiones laborales volvió a Mocoa y a finales de agosto compró una bicicleta Optimus Sagitta color negro. Al principio sólo salía una o dos veces por semana.

Así lucía Fernando cuando comenzó a salir a rodar. Foto: Fernando Reyes.

Foto: Instagram Fernando Reyes @Fernandoreyesp

En esos momentos tuvo que viajar a Bogotá por dos meses y hasta noviembre volvió a retomar. Desde esa vez no ha dejado de rodar y prometió que lo haría con esfuerzo y dedicación “Si no lo hago yo, nadie más lo va hacer por mí”.

Dicho y hecho: Se retó a sí mismo y decidió darla toda para entrenar más tiempo. “Salía cuatro veces por semana, comencé a unirme a grupos, de ahí en adelante he estado súper con la bici, he practicado seguido y he perdido bastantes kilos. Lo hice más que todo por el sedentarismo y me ha funcionado muy bien”. 

Cuenta que cuando tenía sobrepeso no podía hacer algo tan básico como amarrar sus zapatos o subir escaleras. Ahora se siente “relajado” y puede respirar mejor para hacer este tipo de actividades. 

Ciclismo: libertad y unión

Su pasión es el Mountain Bike (MTB) porque le ha permitido vencer retos que pensaba que no iba a hacer nunca y a tener más contacto con los bellos paisajes del Putumayo. Hoy en día se encuentra más motivado que nunca y volvió el ciclismo parte de su vida.

Fotos: Instagram Fernando Reyes @Fernandoreyesp

Además, ha conocido amigos y ahora hace parte de dos grupos: El primero es ´2R´, en él hay varios ciclistas del municipio de Mocoa y salen a rodar los fines de semana. Su otra familia se llama ´Ruta 40´ y con ellos acostumbra a salir todos los días a un mismo ritmo de pedaleo. “El ambiente que se genera entre los mismos ciclistas no lo encuentra uno con ningún otro grupo”.

En las salidas sus compañeros (y personas que no lo conocen) siempre lo están animando y enviándole la mejor energía. ¡Ánimo! , ¡Adelante!, ¡Tú puedes Fernando!

Foto: Instagram Fernando Reyes @Fernandoreyesp

Luego de sentir la sensación de estar afuera y ver cómo estaba cambiando su vida pensó en que sería necesario comenzar a medir sus entrenamientos, así que decidió investigar acerca de tecnología deportiva para ciclistas. 

En una ocasión un amigo le comentó acerca de iGPSPORT pero él no le prestó mucha atención, así que no lo buscó. Días después mientras revisaba el Instagram en su celular vio una publicación de la marca y, pensándolo dos veces, confío en que podría darle solución a sus necesidades, lo que nunca se imaginó fue que sería su aliada para alcanzar grandes logros.

Días después ya tenía en sus manos el ciclocomputador IGS50E y su camiseta de ciclismo. “Me pareció excelente. De hecho fue la primera camisa de ciclismo que tuve y la uso casi siempre porque es súper cómoda”

Foto: Instagram Fernando Reyes @Fernandoreyesp

El 50E ha sido el mejor compañero para que Fernando llegue cada vez más lejos, sepa en qué nivel va y sea más competitivo. Incluso lo acompañó en uno de sus retos más inolvidables:

En marzo de este año volvió a su infancia cuando realizó un recorrido cerca de donde vivían sus abuelos, en la Bota Caucana, corregimiento de Descanse*. Para llegar allá tuvo que pasar por la vereda Yunguillo cerca a Mocoa y de ahí, pedalear entre montañas. 

Su última salida fue el pasado 17 de agosto a El Mirador, uno de los puntos de referencia conocido a nivel nacional y donde se puede ver todo Mocoa. También,  aprovechó para visitar (kilómetros más adelante) el Cerro Filo de Hambre, el pico más alto que tiene el Putumayo sobre la cordillera. “Es una ruta espectacular porque es escalar directamente la cordillera de los Andes”.

En el camino estrecho y de abismos impresionantes que conduce la vía Mocoa- Sibundoy se ven grandes hectáreas de bosques, avistamiento de aves y cascadas. 

Fernando en el Cerro Filo de Hambre Foto: Instagram Fernando Reyes @Fernandoreyesp

Este año ha tenido la suerte de poder conocer personas agradables y cumplir sueños.  

Hace unos días terminó de pagar con mucho esfuerzo la bicicleta que siempre quiso tener, una Specialized Epic EVO doble suspensión color azul cielo. La consentida se llama ´Blue´.

Justamente el lunes Fernando cumple un año de haber hecho su primer travesía por el corregimiento de Puerto Umbría en Villagarzón, Putumayo.

Esperamos que esta historia de éxito sobre ruedas te haya gustado ¿Y a tí cómo te ha cambiado la vida montar bici? Cuéntanos en los comentarios de este artículo o a través de redes sociales utilizando el Hashtag #HistoriasEn2Ruedas.

* La Bota Caucana en el corregimiento de descanse un saliente del departamento colombiano del Cauca, localizado entre los departamentos de Caquetá, Huila, Nariño y Putumayo.

OFERTA DEL DIA

Tenemos una oferta exclusiva para ti solo por el día de hoy. Adquiérela con nuestros asesores vía WhastApp 3057912158
Ir a WhatsApp Aquí